Remedios caseros para las quemaduras

Es un tipo de lesión que se produce en la piel, e incluso en tejidos inferiores, causado por diferentes factores como el calor (contacto con llamas, líquidos o superficies calientes, etc.) el frío, químicos (lejías, ácidos) y la electricidad.





Según la intensidad, las quemaduras se pueden clasificar en tres formas: primero, segundo y tercer grado. Las quemaduras de primer grado afectan sólo a la capa externa o epidermis enrojeciendo la piel sin llegar a formar ampollas. Las de segundo grado afectan a las dos primeras capas y forman ampollas las cuales no se deben romper. Las quemaduras de tercer grado pueden destruir los tejidos y formar zonas muertas como costras.

La primera acción que se debe realizar, frente a una quemadura pequeña (de menos de dos centímetros de diámetro en niños, o de menos de cuatro centímetros en adultos), es lavar ésta con mucha agua fría (entre 15 y 30 minutos o hasta que cese la sensación) y luego usar compresas frías o colocar la zona en un tazón de agua fría. Es importante sólo usar agua fría y no hielo, ya que éste restringe el flujo de la sangre.
Si se trata de una quemadura mayor (de más de dos centímetros de diámetro en niños y más grande de cuatro centímetros en adultos o que esté carbonizada y de color blanco o cremoso o que involucre órganos internos), debe recibir de inmediato asistencia médica.

En el caso de las quemaduras pequeñas, existen varios remedios caseros que se pueden emplear:


Remedios populares

Remedio para las quemaduras #1: Cortar un pedazo de una hoja fresca de aloe vera o sábila, aplicar directamente su pulpa sobre la zona afectada o, si se prefiere, mediante una gasa. La sábila tiene una acción analgésica que mejorará la lesión y, además, facilitará su cicatrización.

Remedio para las quemaduras #2: Limpiar, pelar y cortar media papa en láminas. Luego, dejar enfriar en el congelador. Aplastar con el tenedor hasta formar una pasta que se pondrá sobre la quemadura con la ayuda de una venda. Cambiar tres veces al día.

Remedio para las quemaduras #3: Aplicar una capa generosa de miel sobre la quemadura. La miel ejerce efecto analgésico y antibacterial.

Remedio para las quemaduras #4: Extender aceite de oliva sobre la zona quemada, y luego rociar por encima un poco de sal marina. Al principio, se sentirá cierto ardor, pero merece la pena, ya que evita la aparición de la molesta ampolla. Finalmente, proteger con una gasa y esparadrapo.

Remedio para las quemaduras #5: Aplicar yogur natural sobre las quemaduras pequeñas, ya que favorece su cicatrización y su curación.
Remedio para las quemaduras #6: Elaborar una pasta con aceitunas machacadas en un mortero. Extenderla sobre un trapo limpio y aplicar sobre la zona afectada lo cual aliviará el escozor e impedirá la formación de ampollas.
Remedio para las quemaduras #7: Limpiar un par de hojas de lechuga, cortarlas muy fino y agregar unas gotas de aceite de oliva. Aplicar sobre la piel afectada sujetas con una gasa. Dejar actuar durante dos horas y repetir el proceso en caso necesario.
Remedio para las quemaduras #8: Abrir una cápsula de vitamina E y extender su contenido sobre la piel irritada lo cual ayudará a evitar la formación de cicatrices.
Remedio para las quemaduras #9: Utilizar un puñado de flores de caléndula, otro de hojas de llantén, una cucharada de cera virgen y tres de aceite de oliva virgen. Luego, freír en una sartén el aceite de oliva junto con las flores de caléndula y de llantén. Colar y agregar a la preparación cera virgen. Aplicar tres veces al día sobre la zona quemada.
Remedio para las quemaduras #10: Cortar un puerro en rodajas y colocarlas sobre la zona lesionada con una gasa. Cambiar varias veces al día.
Remedio para las quemaduras #11: Acercar el área quemada, si es un dedo de la mano, al lóbulo de la oreja del mismo lado y tenerlo así 5 minutos; con ello se evita la formación de ampollas. Este remedio brasileño sólo se aplica a quemaduras pequeñas de cocina.
Remedio para las quemaduras #12: Tomar un puñado de flores frescas de maravilla, limpiarlas bien y colocarlas directamente sobre la zona afectada. Esta flor tiene propiedades analgésicas y previene las infecciones.
Remedio para las quemaduras #13: Tomar un puñado de hojas de melisa, limpiar bien y macharlas con el fin de extraer su jugo. Extender éste sobre una gasa el cual debe ser colocado en la zona afectada. Repetir tres veces el mismo día.
Remedio para las quemaduras #14: Aplicar directamente la clara de un huevo sobre la quemadura y dejar actuar durante media hora. Así se impedirá que la piel se deshidrate.


Recomendaciones

Vigilar todas las quemaduras, por muy pequeñas que sean, ya que, al estar la piel lesionada se encuentra expuesta a las bacterias que pueden causar una infección y facilitar la formación de cicatrices.

Cualquier quemadura que no sane en un lapso de10 a 15 días, que se caliente o enrojece de nuevo o que tenga una ampolla llena de un líquido verduzco o café, requiere la observación de un doctor.

No reventar las ampollas, ya que es la manera que el cuerpo mantiene estéril la quemadura. Si se abre una ampolla por accidente, se puede facilitar la infección. Para evitarlo, se debe limpiar la zona con agua y jabón y aplicar suavemente un poco de ungüento antibiótico y cúbrala después.

Tomar mucha agua y vitaminas, ya que la hidratación es importante para ayudar a mejorar una quemadura. Igualmente, es aconsejable tomar zumos de frutas y verduras.
A continuación otras recomendaciones preventivas para evitar quemaduras caseras y hasta incendios:
No usar líquido encendedor en carbones ya encendidos.
No fumar en la cama
Mantener a la mano guantes de cocina y agarradores de olla cuando esté en la cocina.
Mantener la cara alejada cuando abra un paquete de palomita de maíz que cocinó en el horno microonda.
Colocar extinguidores de incendio y mantenerlos accesibles y en buen estado.
Mantener las alarmas de incendio en buena condición.
Mantener los fósforos fuera del alcance de los niños
Impedir a los niños jugar cerca de la estufa o agarrarobjetos calientes como la plancha.
Voltearlos mangos de las ollas hacia la parte posterior de la estufa de tal manera que los niños no la puedan alcanzar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada